martes, diciembre 09, 2014

Amigos por siempre

Hoy voy bien melancólica con el corazón en pedacitos. Ya lo advertí. A ustedes los han mandando a la zona del amigo después de una relación? Pues, la vida tiene cierto pique conmigo porque allá voy a parar cada que la gente se cansa de mí amorosamente. Y lo peor es que yo sigo detrás de las personas como la necia que soy. Cosa más mala no te puede pasar, no solo hay que superar el hecho de que una relación acabó, sino también el que te pidan ser la amiga que siempre va a estar a su lado pero esta vez sin amor de por medio. Oye, eso a mí me duele y no me termina de cuadrar. Quizá, como lo he dicho mucho, lo que está mal soy yo. Porque de verdad a mí no me molesta seguir en contacto con mis viejos amores, es gratificante ver como van creciendo y siguen con sus vidas, es hasta divertido. El punto es que yo no puedo aceptarlo tan rápido y la gente cree que uno ama y cuida cada dos por tres y todas las promesas pasaron por un oído y salieron por el otro. Quizá yo sea demasiado romántica y entregada. Yo no sé, a uno se le baja la autoestima y todo. Porque si los dos acordamos terminar, nos alejamos y luego llega la comunicación y crecimiento del que acabo de hablar, depinga. Pero que uno de los dos no esté contento con el rompimiento y quiera intentarlo de nuevo, y el otro quiere ser solo amigos, pues le comento mi querido compañero, está haciendo el ridículo. Véase a usted mismo en un cuarto llorando mientras pide reconciliación y la otra persona solo lo ve con asco y desea irse de ese patético show. Creo que mejor es tragarse las ganas y aceptar algo que sabes que no habrá otra opción porque al fin y al cabo, si uno sigue amando a esa persona hay que apoyarle si eso le hace feliz. Hablo de atrás hacia adelante pero esto es bien complicado. Es decidir si te pones a ti de primer lugar y no permitir que algo te siga haciendo daño o poner a tu ex pareja en primer lugar para que no vaya a caer y hacer lo que mejor le convenga. Una vez un ex no quería terminar y yo sí, intercambio de papeles en mi vida, entonces yo lo intenté porque él andaba bien mal y por más deseo de alejarme, me quedé porque en serio lo quería y también para ver si el pedacito de esperanza crecía y cambiaba la cosa, pues no, la relación siguió en lo mismo, él se dio cuenta de lo que yo había visto antes y decidió terminar. Uno aprende cuando ve las cosas a través de sus propios ojos. Quizá digo demasiados quizás para solo tapar el hecho de que soy intensa. Quiero hacer una cobija con mis errores y envolverme con ella.

No hay comentarios:

Publicar un comentario